Esto que ves SOY YO, ni más ni menos. Un pedazo de SER, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un pedazo de dulzura. Esto que ves, soy yo. Una mujer a veces niña, a veces espacio, a veces infinito, a veces pasión, a veces libertad. Es todo lo que tengo, todo lo que soy; no es mucho pero es TODO. ¡Bienvenidos!

Cómo AMAR

Sin ti, no puedo vivir”. 
“Tú me completas”.
“Sin ti, no soy nada”.
“Nunca me vayas a dejar”.
Te vendieron una hermosa mentira sobre el amor.
Y en tu inocencia, compraste la mentira, la tomaste como verdad. Porque todos a tu alrededor estaban haciendo lo mismo, y querías encajar, y sentías miedo de estar solo, porque nunca te sumergiste en la alegría oceánica de tu propia soledad para encontrar la seguridad allí.
Nadie viene a salvarte, ya ves. No hay ningún príncipe a caballo, ninguna Julieta. Ninguna madre sustituta. No existe “Una Persona Especial”. No hay ningún mesías que venga a quitarte el dolor, tus sentimientos de vacío, ese sentido de separación y abandono que te ha acompañado desde que eras joven. Nadie será capaz de sentir y metabolizar tus sentimientos por ti. Nadie puede vivir ni morir por ti. Nadie tiene el poder de distraerte permanentemente. Nadie puede apropiarse de ti o ser de tu propiedad.
Tu otra mitad, tu realización, no está allá fuera, ya ves, sino en lo más profundo de ti. Ella vive como tu propia presencia, arde como el Sol dentro de ti.

Superación

Están los que usan siempre la misma ropa.
Están los que llevan amuletos.
Los que hacen promesas.
Los que imploran mirando al cielo.
Los que creen en supersticiones.
Y están los que siguen corriendo
cuando les tiemblan las piernas.
Los que siguen jugando cuando se les acaba el aire.
Los que siguen luchando cuando todo
parece perdido.
Como si cada vez fuera la última vez.
Convencidos de que la vida misma es un desafío.
Sufren.
Pero no se quejan.
Porque saben que el dolor pasa.
El dolor se seca.
El cansancio se termina.
Pero hay algo que nunca desaparecerá:
la satisfacción de haberlo logrado.
En sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos.
En sus venas corre la misma cantidad de sangre.
Lo que los hace diferentes es el espíritu.
La determinación de alcanzar la cima.
Una cima a la que no se llega
superando a los demás,
sino superándose a uno mismo.

La Foule

Vuelvo a ver la ciudad de fiesta y en delirio
Asfixiada bajo el sol y la alegria
Y oigo en la musica los gritos, las risas
Que estallan y rebotan a mi alrededor
Y perdida entre esa gente que me empuja
Aturdida, desesperada, me quedo ahi
Cuando de repente, me recupero, regresa
Y la multitud viene a tirarme entre sus brazos...
Arrastrados por la multitud que nos lleva
Nos arrastra
Aplastados uno al otro 
Formamos un solo cuerpo
Y la gente sin esfuerzo
Nos empuja, encadenados el uno al otro
Y nos deja a ambos
Risueños, embriagados y felices
Arrastrados por la multitud que avanza 
Y que dansa
Una mezcla loca
Nuestras manos se quedan unidas
Y a veces levantadas nuestros cuerpo
Unidos levantan el vuelo
Y recaen juntos risueños
Embriagados y felices...
La alegria salpicada por su sonrisa
Me traspasa y salta al fondo de mi
De repentre doy un grito entre las risas
Cuando la multitud viene a arrancarlo de mis brazos
Arrastrados por la multitud que nos lleva
Nos arrastra
Nos aleja uno al otro
Lucho y discuto
Pero el sonido de su voz
Se ahoga con la risa de los otros
Y Lloro de dolor, furia y rabia
Y lloro...
arrastrada por la multitud que avanza 
Y que dansa
Una mezcla loca
Soy llevada lejos
Cierro los puños, maldiciendo la multitud que me roba
Al hombre que me habia dado
Y que jamas encontraré...
Édith Piaf


Para Él

Podría enfrentar a una montaña, pero nunca podría escalarla sola. Podría empezar otro día, pero, ¿cuántos? No lo sé.
Eres la razón por la cual el sol brilla y las noches no se vuelven más frías.


El día que una mujer pueda no amar con su debilidad, sino con su FUERZA...no escapar de si misma, sino encontrarse...no humillarse, sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, FUENTE DE VIDA y no un peligro mortal.

Simone de Beauvoir

Me dijeron que no eras para mi......

JUSTO A MI, que soy DESOBEDIENTE. 

Siendo hombre, Qué sentis?

“¿Qué sentís sobre todo esto siendo hombre?” me dijo. “Porque siendo mujer es una impotencia y angustia y bronca enorme. ¿Pero vos? Siendo hombre, ¿qué sentís?”
Le dije algo que ahora considero un facilismo emocional.
Le dije que era raro.
Que sentía que me tenía que disculpar por parte de los hombres pero a la vez no porque no yo no había hecho nada.
Metí una frontera entre ellos y yo.
No hablé en plural.
Como si yo no pudiera nunca ser canal de ese horror.
Como si yo no pudiera nunca haber hecho nada para contribuir a la mierda.
Y la verdad es que no hay frontera.
Hay que hablar en plural.
Hay que hablar en plural, por más que nos incomode.
Tenemos que hacernos cargo.
Los hombres violamos mujeres.
Los hombres matamos mujeres.
No existen tres géneros: mujeres, hombres y violadoresasesinos.
Somos nosotros, hombres.
Un amigo tuyo puede serlo, un vecino, un familiar, cualquiera.
Ahora, ¿por qué?
Los que lo hacen no nacieron violando y matando. Tampoco los embrujó un hechicero maligno.
Entonces, ¿por qué mierda lo hacen?
¿Por qué mierda matan y violan?
Perdón, se ve que me incomodó el plural y esto requiere incomodidad y honestidad.
Repito.
Entonces, ¿por qué mierda lo hacemos?
¿Por qué mierda matamos y violamos?
En el último tiempo leí mucho sobre eso. Unos dicen que es violencia machista. Otros, consecuencias de la propiedad privada. Cosificación de la mujer. Patriarcado encarnado.
Para mí es otra cosa.
Seguro, es todo lo anterior.
Pero antes que nada es otra cosa.
Más básica.
Más antigua.
Más vital.
Es miedo.
Violamos y matamos por miedo.
No existe hombre que, en al menos algún momento de su vida, no le haya tenido miedo a las mujeres.
Maduramos más tarde que ellas. Somos por completo periféricos al milagro de la vida. La mayoría sabemos poco y nada de sus ciclos. Tememos que nos ridiculicen. Su sexualidad es un misterio. Sólo ellas tienen la certeza de que nuestro hijo es nuestro.
La única forma de convivir con un ser así es doblegarlo, contenerlo sistemáticamente.
Forzar a que ellas sean las periféricas.
Pasarnos por el culo a nuestro miedo.
Pretender que no está ahí.
Es la única forma.
Porque no tenemos herramientas para lidiar con él.
Antes vivíamos bajo un matriarcado. La irrupción del patriarcado y el cambio de deidades lunares a solares se hizo con sangre y obeliscos y constantes recordatorios de que ahora los hombres teníamos el poder y la fuerza y la razón y la acción.
Poder y fuerza y razón y acción no sirven un pito para lidiar con emociones.
No tenemos herramientas para procesarlas.
Y así contenemos el llanto como unos pelotudos.
No por nada la mayoría de los suicidas somos hombres.
Es una solución muy masculina.
También lo es usar el poder y la fuerza y la razón y la acción para violentar a una mujer porque sentimos miedo de no poder estar con ella o no podemos procesar la emoción del rechazo.
Por suerte los pilares de todos los imperios caen tarde o temprano.
-.Sebastián Defeo.- (Fragmento)

YO VUELO

Una bailarina sobre una tela
es una sustancia de pies desnudos y dementes
maniática en decadencia y bestia,
una mujer tierna y viva…
¿qué importa morir volando? 
Su movimiento no tiene un retorno triste
pero tiene miedo, mucho miedo
a no arriesgarse, a no caer, a no reír
porque su cuerpo no vibra
hasta que las fuerzas la abandonan
entonces se desafía: rompe la gravedad 
desarma las leyes de la anatomía
para volverse un ángel aferrado a un trozo tela viva
bailando, temiendo, llorando, suplicando en el aire
mintiéndole a la física y a la muerte
pues su arte es una expresión neta 
de su amor al riesgo y a la adrenalina.


ESE momento.

Ese momento,
cuando quedamos desnudos, y fiel se expone el deseo crudo,
Insuficientes son las palabras para describirlo, porque es etéreo,
porque es infinito.
Libres de vergüenza, ataduras, diferencias.
Libres de pasado, miedo e inocencia.
Enredados entre nuestras pieles, mi amor, consumiéndonos como un cigarro, ardientes de pasión, 
Y así quedamos,
uno frente al otro,
mirada con mirada,
suspiro a suspiro,
Y así dejamos,
las cenizas de nuestra locura,
en cada esquina donde se nos permita adorarnos, 
porque en este mundo desequilibrado, 
amarnos es tabú,
pero banderas de violencia alzamos.


Autoria: Julieta Aldana Ianovale (Jule Aldana)

Buscate una loca.

Búscate una loca, de las de remate.
De las que cuando piensas que ya no puede hacer algo más estúpido, va y te sorprende con algo inesperado. 
Busca a quién se ría a carcajadas, sin importarle dónde se encuentra o quién tenga alrededor.
Quién te cuente chistes malos y haga bromas tontas sin que puedas evitar y no sepas por qué. 
Que cante por la calle con la música de algún coche e intente que tú también lo hagas. 
Que baile bajo la lluvia sin preocuparse por su peinado.
Búscate una pesada, una "jodida", de las que juegan con tus puntos débiles o manías sabiendo que consiguen desquiciarte, provocando en ti unas ganas locas de ahogarla, pero con abrazos.
Busca un irracional, humilde, sencilla y directa. Que llore, que grite, que tenga carácter. Que te monte numeritos pero que los compense con muy buenas escenas.
Que no sepas como va a reaccionar, que tenga múltiples personalidades y consiga enamorarte con cada una de ellas. Y que solamente puedas hacerla callar con besos. Esa persona que hará todo lo posible por sacarte una sonrisa en los momentos más duros, que te dará la mano y no te soltará hasta que esté completamente segura de que no pierdes el equilibrio.
Quien no haga falta que te diga nada, porque con la mirada te lo dirá todo.
Que te entregará todo desde el minuto uno sin pedir nada a cambio.
Busca una persona con quién pierdas la noción del tiempo y del espacio...
Búscate una loca...

Literal me describe. Cada palabra!! y bue... Soy loca O.o

Vida mia!!!

Pensar que cuando era más chica imaginaba que a los 20/21 iba a tener la mitad de la vida solucionada, o al menos una parte...y ahora, con 21 años ya cumplidos, puedo decir que eso no esta ni cerca. Tengo un sueldo que apenas me alcanza para darme algún que otro gusto, pero no para mantenerme por mis propios medios.

A veces tener las herramientas a tu alcance no es suficiente.
Somos ambiciosos, el ser humano en si, es ambicioso por naturaleza. Siempre queremos más y parece que nada nos alcanza...Pero...¿Está mal serlo? Si no seria una conformista, y no quiero eso.
Que lindo sería tener 4 vidas para poder hacer todo lo que me gusta, vivir con hippie mochileando conociendo lugares....saber que laburo todo un año para poder ahorrar (cuesta ahorrar) y sólo realmente disfruto 15 días al año. ¿Que triste, no? y que desproporción.
Menos mal que mi trabajo actual me agrada...

Diferencia entre ME GUSTAS y TE AMO

Cuando te gusta una flor, sólo la arrancas.
Pero cuando amas a una flor, la cuidas y riegas a diario.
Quien entiende esto, entiende la vida.